Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2010

PLANTA

Bueno, y te dejo también las de mi vecina...

CACTUS

Mi blog se adormece. Pobre. Me da la sensación que entre unas cosas y otras le tengo al animalito abandonado. Pero sé que no le dejaré sólo. Volveremos con fuerza. Aunque no sé cuando... De momento te dejo mis cactus (mi fotografía de cactus, mejor dicho, porque las plantas deben ser de uan señora de un pueblo llamado Falset) para que me los cuides. Gracias.

TRAS EL ESPEJO

Foto: Jesús Trelis. Tras el espejo.
Los espejos tienen siempre tras de si una sombra, una vida propia oculta en esa lámina de mercurio cristalizado. Sombras y vida se dan en él la mano. Historias incontenidas en la imaginación que estallan tras el jarrón.

DE LOS SINOSI A GUTIGUAI

Cagatrochas' es un cobarde y 'majoni', el superlativo de majo o maja. Tropecé con estos términos cuando me disponía a finiquitar el día. Entre un sinfín de noticias, me encontré con el Ficcionario, una recopilación de palabras inventadas que se ha sacado de la manga el Instituto Cervantes.



Me hizo gracia la propuesta, y me puse un reto: buscar mis palabrejas. De hecho, pronto pensé con el 'tranquilitón'. Un aparato que permite, pase lo que pase, dormir a pierna suelta. Lo utilizan personajes de renombre: el juez cuestionado que dice que está tranquilo, el entrenador destituido que dice que está tranquilo, el hombre del largo bigote que está muuuy tranquilo.


Aunque también añadiría el 'acongojón', una especie de nudo malévolo que danza por el vientre del maltratado por la crisis, el paro o los ajustes económicos. Esos que diseñan nuestros mandatarios y han dejado recongelados a funcionarios y jubilados.


Ellos, ese conglomerado de ministros que juguetean con …

CALLE 11

Foto: Jesús Trelis. En la calle 11.

NADA

El tiempo pasa volando. Tanto, que ya ha pasado. Vuelan hasta los relojes, las saetas salen disparadas, las horas han sido tan fugaces que parecen minutos. Y el segundo ya no existe. Y cuando te lo piensas, ya no está. Ni estás. Ni el tiempo, ni tú. Ni, ni. Nada.

Fotoforum: Jesús Trelis. Estación del Norte de Valencia

PALABRAS BAJO EL COLCHÓN

Ya tengo el título: «Palabras bajo el colchón». Ahora faltan las palabras e inventarme algo que tenga que ver con un colchón. Creo que haré como cuando mi madre me perseguía con una zapatilla en la mano para zurrarme por haber aniquilado un jarrón. Recuerdo que huía y acababa escondiéndome bajo la cama. Pero bueno, centrémonos. Tenemos el material: un saco de palabras, el colchón... Falta la historia. «Érase una vez un niño que se pasaba el día colgado de las nubes. Valiente en los sueños, cobarde en la vida. Una tarde, mientras estudiaba en su habitación qué es eso de la trashumancia, escuchó a sus padres gritar: «¡Qué viene el lobo! ¡El lobo!» Tembloroso, se ocultó bajo la cama. Escuchó ruidos, una gran algarabía y, finalmente, un profundo silencio...». Paro, paro... Ya tenemos algo del cuento. Pero, ¿qué hacemos ahora con el lobo? Lo primero, supongo, será descifrar qué quiero decir con todo esto. Destripar la metáfora, porque la bestia puede esconder muchas personali…

ANTE LA CRISIS. SONRISAS Y LÁGRIMAS

Don es trato de barón.
Res, selvático animal.
Mi, denota posesión…

VALENCIA: LA LONJA II

Fotos: Jesús Trelis

VALENCIA: LA LONJA I

PILI, MILI Y OTROS ANIMALES

Hola, ¿cómo estás? ¿Has tomado asiento? Pues hazlo ya porque despegamos. Como pista de salida, tenemos esta hoja de papel grisáceo. En mitad del hangar, junto a un cúmulo de maletas llenas de ideas (o ideitas), espera un sinfín de verbos y adjetivos dispuestos a pilotar el vuelo. Pero ojo, te advierto, hay turbulencias. Y muchas. El plan es estresante. La primera parada será Moncloa Palace. Allí nos esperan Pili y Mili. Estos días han protagonizado un encuentro que no sé cómo definirlo ¿Absurdo? No sé, insisto. Mili accedió a hacerse una foto con Pili, pero en el fondo ni Mili ni Pili querían. Así que cuando tuvieron que dar la cara ante el populacho, Mili se negó a hablar delante de Pili, y salieron cada uno por su lado. Todo muy cómico, si no fuera porque se masca la tragedia. Pero sigo. De la Moncloa iremos a Downing Street. Allí la cosa también está bien. He llamado a Los Roper a ver si nos pueden acompañar. Aunque, George está consternado con los resultados de las el…

EL ROSTRO FINAL

Siempre la he contemplado en mis sueños desde lejos. Imponente. Con una belleza impresionante. Y me he visto tocándola. Dejándome llevar por sus vientos. Trepando hasta su cabellera. Coronándola para, una vez en las alturas, sentirme como una nube y dejar volar mi mente más allá del fin del mundo. Pero sólo he sido eso: un alpinista imaginado. Quizá porque la montaña, como el mar, guarda en su interior una bestia dormida. A medida que la cortejas se hace más atractiva. Y se desnuda, paso a paso, dejando al descubierto sus encantos y mostrando la esencia de la belleza hecha roca. Pero cuando rozas su rostro, aparecen sus fauces. Debes entonces dominar al monstruo. Aferrarte a tu instinto y echar de tu lado a los demonios del infortunio. Dominar los vientos encolerizados, las tormentas de ira y el aire que asfixia. Sólo si lo logras, descubrirás su cara más hermosa. Y podrás contemplar con sus ojos la esencia de la vida. Tolo quedó seducido por su belleza. Y ella, por su …