Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2011

HALLOWEEN

Imagen
Este año hemos celebrado nuestro peculiar Halloween. Muy americanos, verdad? Fotos Jesús Trelis

EL NUEVO HERGÉ

Imagen
El maldito Spielberg ha despertado en mí recuerdos dormidos. Tintín se me aparece por todas partes y me trae a la memoria aquellas tardes leyendo sus aventuras cuando el acné asomaba por mi narizota y todavía soñaba con vivir historias tan trepidantes como las del personaje de Hergé. Del Congo al Templo del Sol. Del Tíbet a la Luna. Pero eran otros tiempos. Ahora busco a un Tintín diferente. De hecho me lo imagino canoso, con el pelo menguante y con un michelín prominente. Desde luego llevaría vaqueros maltratados en vez de un pantalón bombacho. Y al melindroso Milú, lo cambiaría por un rottweiler, que la cosa ahí fuera está muy cruda. Además, tendría perfil en Facebook e iría narrando sus andanzas y desventuras en Twitter, para que sus seguidores pudieran seguirle al instante. Aventuras casi en directo que deberían ser mucho más intrépidas e inquietantes. Me lo imagino, por ejemplo, intentado desentrañar un complot en medio de la fiesta del 125 aniversario de la Estatua de la Liberta…

RECORDANDO A ANTONIO LÓPEZ

Imagen
Este verano visité la exposición de Antonio López en la Thyssen. Todavía no he podido olvidar sus cuadros, sus esculturas, su perfección inacabada, casi invisble. El genio en el recuerdo.
Fotos Jesús Trelis

THE END

De cómo quede atrapado en el celuloide, me convertí en Tintín y contemplé estupefacto la película de la vida No sé cómo ha sido pero definitivamente ya no estoy en este mundo. He pasado a vivir en un lugar repleto de historias imposibles, relatos increíbles y tristes canciones que hablan del adiós, de injusticias y de paz. Vivo atrapado en una película insólita. Prisionero del celuloide. Convertido en un frame más de una historia sin director repleta de aventuras fantásticas y dentelladas mortales. Es la película de la vida. La película de nuestros días. Esa en la que de pronto aparecen volcanes que emergen de bajo del mar; tribus de caníbales que se devoran a turistas alemanes en la recóndita isla de Nuku Niva, y una niña aguerrida denueve años que es capaz de convertirse a la fuerza en la conductora de una furgoneta para llevar a casa a su papi que se pasa con el whisky por las noches. Una película insólita y al tiempo llena de historias dramáticas y repugnantes como la de la pequeña …

SOL

Imagen
Un poco de Sol entre tanta nube. Madrid, agosto 2011. Foto: Jesús  Trelis

LA LISTA

De cómo, entre chorizos y jamones de pata negra,
aparecieron los corderos para ser sacrificados

Ya estoy tranquilo. Y que conste que he pasado unos días tensos. Me han hecho sufrir mucho peleándose entre ellos para lograr estar en la lista. La de la compra, claro. La de la compra de poder.



Han sido días de luchas intestinas entre unos y otros sólo para estar entre los elegidos y poder entregarse en cuerpo y alma a solucionar los problemas de este bendito país que un día llegó a ser Ciudad Fantasía. Una batalla feroz para darlo todo a cambio de nada. Bueno, de casi nada. Porque a ellos, a la mayoría de los que van en la lista, no les importa el sueldo de diputado o senador, o si les hacen reverencias o si, además, le toca coche oficial. No. Ellos sólo quieren acabar con este patatal en el que vivimos y en el que nos hemos (han) metido. Quieren sacar el Mr. Propper que llevan dentro y fulminar la corrupción, frenar la quiebra constante y desterrar el hundimiento social en que vivimos.


So…

LA ALQUERÍA (I)

Imagen
Día de la Hispanidad en una alquería.Como las de antes. Como las alquerías de siempre. Todo un lujo.
Foto Jesús Trelis



SEGUIMOS ESPERANDO...

Imagen
En fin, seguimos esperando... La Almudena. Madrid, 2011. Foto Jesús Trelis

LA PUERTA

Imagen
La puerta. Foto Jesús Trelis

MISS APPLE

De cómo una extraña mujer se coló en mi casa, nos abrazamos y acabamos salvando el mundo Todavía estoy perplejo, la verdad. Entenderé que no me creas, pero dame un margen de confianza. La historia merece la pena. Aunque hasta yo dudo de si es cierta. El otro día recibí una visita inesperada. Más que inesperada, sorprendente. Cuando el sol ya se había esfumado, llamaron a la puerta, abrí y apareció ella. «Buenas, soy miss Apple», me dijo. Era una manzana gigante. Gigante de verdad. Con piernas, brazos, ojos y boca. Quedé impactado. De piedra. Aunque, pese a todo, alcancé a articular un «qué desea». Ella se puso a sollozar. «¿Es por lo de Steve?», le pregunté. Me dijo que por eso sólo no, y siguió llorando. Me pidió pasar. Accedí. Nos sentamos en el sofá. Ella llorando y yo mirándola. «Steve Jobs era grande», dije para romper el hielo. Ella empezó a recordar al creador de Apple. Y a explicarme que su vida escondía la fórmula perfecta para salir adelante, para vivir de otra manera, para s…

DESCONEXIÓN

Imagen
Abrimos la ventana del fin de semana. Desconexión. Foto Jesús Trelis

ENTRE POTROS

Imagen
Fin de semana a galope. Aquí os dejo tres potrillos con los que estuvimos el pasado sábado. El negro sólo tiene veinticuatro horas. Fotos Jesús Trelis

EN EL BÚNKER

De cómo el cielo se convirtió en una cúpula de acero y lo que aconteció bajo ella Todo funcionaba bien. Ella se deslizaba suave, cuidadosa y muy segura entre mis cabellos. Casi acariciándolos. El sonido del roce de sus filos, rompiendo el silencio de la peluquería, era incluso relajante. Pero, nunca entendí cómo, la vieja tijera de Ramón empezó a acelerarse y a cortar mi pelo de forma convulsa, sin ningún tipo de control. Tanto que cobró vida y acabó lanzando a mi barbero al suelo. De los cajones y las estanterías de la peluquería empezaron a salir más tijeras voladoras. Como libélulas asesinas fueron destrozando todo lo que encontraban: periódicos, cortinas, muebles, lámparas... Al final, juntas, como kamikazes, se abalanzaron contra la luna de cristal que daba a la avenida, destrozándola en mil pedazos y escapando por la Gran Vía. Allí, en la calle, descubrí cómo miles de tijeras salían enfurecidas por las ventanas, los balcones, las chimeneas de las casas bajas. El rui…