Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2012

SUDRÁFRICA (7): EL ETERNO AMANECER

Eso de huir hasta un lugar que podría ser un paraiso perdido en el fin del mundo está reñido con la tecnología. A donde he pasado los últimos días de mi viaje a Sudáfrica no se llevaba eso de internet y las redes sociales y la comunicación global.l. Por ese motivo no he podido ir actualizando mi cuaderno de viaje hasta hoy que ya estoy bajo la espesa capa de sudor del verano y con la cabeza puesta en la vuelta al trabajo. Debo reconocer, sin embargo, que aunque mi mente se está aclimatando a esa vuelta a la normalidad, mi cabeza sigue repleta de las imágenes de ese maravilloso mundo que he descubierto y que nunca pensé me iba a fascinar tanto. Con sus pros y sus contras, claro. En cualquier caso lo que si que es indiscutible es su abrumadora belleza y cómo adentrarte un poco en esa cultura tan distinta y al tiempo tan cercana a la nuestra como la africana puede dejarte totalmente fascinado.
Intentaré en los próximas días ir dejando caer las imágenes del viaje y pequeñas …

SUDÁFRICA (6): SIN COMENTARIOS

Poco se puede añadir a esta image. Victoria Queen Street. Ciudad del Cabo. Un viejo banco de madera todavía mantiene escrita su consigna de otros tiempos: NON- WHITES ONLY. Sólo permitido sentarse a blancos. ¿Qué os puedo añadir?

SUDÁFRICA (5): COLORES OCULTOS EN BO-KAAP

Tenía el empeño de ir hasta allí, aunque en ninguna guía ni nadie de las personas con las que hablábamos ponían mucho empeño en ello. Sin embargo, cuando uno es cabezota es cabezota y acabé finalmente pisando las calles adoquinadas del barrio de Bo-Kaap. Un lugar alejado de los turistas que empezó a gestarse antes de 1.800, pero cuyos habitantes eran los descendientes de los primeros esclavos que llegaron a Ciudad del Cabo de la mano de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales. Esclavos procedentes de Indonesia, Sri Lanka o la India.





Se trata de un barrio de callejas angostas situado en las laderas del monte Signal Hils. Tras la abolición de la esclavitud en 1830, se marchó a vivir allí la comunidad musulmanas del Cabo, que buscaron situarse cerca de las mezquitas que se habían construido varias décadas antes. De hecho, si te paseas por sus calles (aunque ya no todas adoquinadas, si que hay todavía muchas así), te encontrarás varias de ella. Verás mezquitas y verás un submundo –d…

SUDÁFRICA (4): DESMOND TUTU Y LOS SUYOS

Cape Town siempre te guarda una sorpresa. La última, después de un día callejeando intentando descubrir en los rostros de sus gentes su verdadera historia, iba a ser encontrarme con Desmon Tutu. Si el mismísimo premio Nobel de la paz ante mí, invitado en un auditorio que se rendía ante sus palabras, sueltas, repletas de historias y añoranzas, pero en las que su gesto cercano servía para romper las barreras y hacerte sentir una hormiga minúscula ante él. Un venerable anciano de 80 años que se presentaba ante ti como un grande despojado de cualquier atisbo de grandilocuencia y abrigado de la más auténtica honestidad, humildad y verdad. “Usted es Nelson Mandela”, me pareció entender que explicaba en una anécdota vivida en San Francisco. Le confundieron, replicó entre risas. Me parecio entender que decía eso, quizás lo imaginé, porque su rostro repleto de gestos sinceros camuflaba sus frases dispersas que andaban desde la carcajada espontánea a la reflexión más silenciosa. Era como decir…

SUDÁFRICA (3): UNA LOCURA EXTRAORDINARIA O LA ISLA DE LA FELICIDAD

Quizás decirte que he hecho hoy más de mil fotos te sirva para hacerte una idea de todo lo que llevo dentro. Es una mezcla de entusiasmo y de ansiedad que me va a hacer imposible contarte lo vivido en este simple relato de viaje. Demasiado rápido, demasiadas cosas y demasiado nervio interior. Es como cuando de niño llegaban los Reyes Magos a casa y la emoción podía con todo.



Es imposible contarte todo en este breve relato porque cada descubrimiento que hemos hecho hoy esconde mil historias. Y a su vez, esas mil historias entrecruzan otros cientos de historias más. Paisajes y rostros se dan la mano en un océano infinito de relatos. Ha sido un día de lluvia intensa, de frío, de viento huracanado, de mar bravo, de olas gigantes, de nubes veloces, de sol radiante, de calor, de un arco iris detrás de otro, de cielos azules y grises, y negros, y de niebla y de choparse, y de estornudar, y de tener los pies mojados, y de ezar para que despejara… Ha sido una locura extraordinaria en la que i…

SUDRÁFRICA (2): CAPETOWN BAJO LA LLUVIA

Cuando atravesé la puerta de la habitación del Strand Tower Hotel, mi lengua todavía se resentía de café hirviendo que había tenido que tomar a toda prisa en el tembloroso vuelo de Johannesburg a Capetown. El avión 6417 parecía temblar de emoción. O quizás fuéramos nosotros que, después de casi 24 horas de viajes, estábamos deseoso de pisar tierra, dejar las nubes y sus cielos, y empezar a descubrir ese extraordinario mundo que se esconde en el sur del continente más controvertido, con mayores desigualdades y, posiblemente, más injustamente tratado de todo el planeta. Pasadas las tres de la tarde atravesé la habitación 21002 del Strand Tower Hotel, con la lengua todavía resentida de aquel café con un profundo olor a torrefacto que me había tomado en el avión. Por fin estábamos allí. Por fin, nos veíamos las caras con la bella Ciudad del Cabo. Capetown.. Aunque, no sé si por vergüenza o como muestra de que no se va a dejar seducir con facilidad, la capital cultural, del ocio y del tur…

SUDRÁFRICA (I): PREPARADOS

Ya está todo listo. En un par de horas empieza a tejerse un nuevo sueño. Los hilos de la ilusión ya van cosiendo nuestro destino. En el horizonte nos espera una tierra que imaginamos impactante, hermosa, fuerte y posiblemente desconcertante. Allí vamos a entregarle nuestra alma, a acariciar sus historias, a engullir sus paisajes, a besar su alma y a escuchar el latido de su tierra. El país de la sabana espera. Mi cabeza ya está allí.














--Fotos Jesús Trelis.
Ubicación:Valencia

EL ZARPAZO

De cómo el paisaje apareció desolado tras el paso de los bárbaros políticos y los reyes de la especulación


A veces en la vida a uno le toca ponerse el mono del realismo e intentar contar las cosas de la forma más sencilla posible. No hacen falta metáforas ni hipérboles, porque la realidad de por sí ya es lo suficientemente estrambótica e increíble como para añadirle fantasías literarias. Un paisaje desolado no necesita de exclamaciones.

En esta historia, sobran los personajes recreados. Cualquiera conoce a un jubilado, de los muchísimos que hay con la pensión maltrecha, al que el último aluvión de impuestos acabará llenándole todavía más de angustia su batalla diaria por la subsistencia. No hacen falta protagonistas inventados, porque todos entendemos cómo puede estar un parado al que le dicen que le rebajan la prestación por desempleo para que espabile y busque trabajo.

Los que deambulamos por el asfalto, bajo el bochorno del verano y el sofoco político, deberíamos recomponer nuestras v…

SUERTE

-- Que la suerte os acompañe...

PARTÍCULA BLUF

He puesto en marcha mi acelerador de partículas y después de pelearme durante muchísimo tiempo con electrones, protones y neutrones -a lo mister Higgs- he acabado dando con ella: la rebuscada partícula Bluf. Una microscópica señorita que me ayuda a comprender por qué una masa con ojos, dientes y -se le supone- cerebro es capaz de adoptar las formas más diversas con la misma materia.



La partícula Bluf, mundialmente conocida como la semilla del diablo, ha dado respuestas a mis enigmas. Los humanos somos un conglomerado de carne capaz de travestirse en mil personalidades gracias a esa semilla que, como su propio nombre indica, acaba siendo un bluf. Es así como entendemos que un político admirado, con el tiempo sólo sea un imputado con el que nadie se quiere fotografiar. O como un banquero reverenciado, cuando se queda sin las llaves de la caja, pasa a ser sólo un señor al que todos señalan y le reclaman que pague la factura de los excesos.
La semilla del diablo nos enseña que un rey sin co…

CUMPLEAÑOS 45

-- Desde Mi iPad.Para el recuerdo...

FONT ROJA SEMPRE

Fotos Jesús Trelis